Table 'incendio_datos.log' doesn't exist




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

alerta de riesgo

MEMORIA DE UN BOMBERO ATRAPADO EN EL INFIERNO


El capitan Mike Spalding del Departamento de Incendios de Indianapolis es un "afortunado", es uno de los pocos Bomberos que pudieron sobrevivir a una "descarga disruptiva".
En las ceremonias del cierre en la Conferencia de Instructores de Bomberos en Indianapolis, el pasado mes de febrero, él describio su experiencia personal en el incendio de un club en su ciudad donde perecieron otros dos Bomberos.
Su ponencia estuvo llena de de talles honestos, y a continuacion ofrecemos una transcripcion; verdaderamente es una leccion conmovedora detallando las etapas letales y rapidas del desarrollo de la descarga disruptiva de un flashover.
Aparte de comentarlo con mis amigos y grupos pequeños, está es la primera vez que he hablado en publico sobre este tema; realmente me siento afortunado por poder compartir esto con ustedes, deseo hablar un poco sobre mi antes de comenzar hablar sobre aquel incendio.
Toda mi carrera la he desarrollado en parques de Bomberos, tuve el gusto de compartir mi funcion con grandes personas, tuve el gusto de desempeñar mi trabajo y que es lo que siempre desee.
Siempre me specialize en distintas rutinas, rescate pesado, de río, como SCUBA, y tambien en los distintos incendios, fui prosperando en mi carrera, gocé de ella, estuve a gusto y el desafio me satisfacía.
El 5 de febrero de 1992, respondimos a una llamada de incendio en un Club de la ciudad, comunicaron los testigos que habia mucho humo en los pasillos, no contaba con sistemas de alarma, por mi parte habia tenido un dia bastante movido con otras emergencias y trabajos de capacitacion en la estacion, nos disponiamos a dormir ya entrada la noche cuando tuvimos esta emergencia y nos equipamos para dirigirnos a ella.
Tenia un compañero en mi equipo en ese entonces, su nombre era Juan Lorenzano, Juan era un Bombero con cerca de tres años de trabajo, muy poca experiencia para los estandares del Departamento de Bomberos; el era el quinto hombre en la dotacion de mi unidad, estabamos en la "Escalera 7", era una escalera mecanica de 135 pies, Juan subio en el asiento delantero a mí lado, ya que era mi compañero y me seguia donde quiera que yo iba.