Table 'incendio_datos.log' doesn't exist
 




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

CONDUCTORES DE VEHICULOS DE EMERGENCIA


En el caso puntual de Argentina es una de las tantas asignaturas pendientes que tienen servicios de emergencias como los Cuerpos de Bomberos, entrenar y brindarle capacitación acorde a los tiempos que vivimos a los conductores de la institución y en todo el sentido de la formación integral con una fuerte concientización en la seguridad, conocer a los vehículos en profundidad, descubrir sus puntos vulnerables (livianos y rápidos, pesados con gran volumen de carga liquida, quizás ocho personas de dotación en la doble cabina, centro de gravedad alto, materiales sin estar “firmemente” sujetos o amarrados, otros sueltos etc. etc.).

Se puede recurrir al soporte por instituciones que décadas atrás no estaban en el País y que debido a la siniestra tasa de accidentabilidad vehicular mas el avance tecnológico abrieron sus puertas a la especialidad haciendo importantes aportes a la seguridad en el transito y que este aporte o colaboración puede redundar en excelentes beneficios para el conocimiento y la concientización de los conductores de vehículos de emergencia.

En caso que no exista normativa nacional, provincial o regional para trabajar en base a objetivos concretos, se puede acceder a las normas de NFPA tales como:

-NFPA1002: norma de calificaciones profesionales para operador/conductor de autobombas.
-NFPA1071: norma por calificaciones profesionales para técnicos de vehículos de emergencia.
-NFPA1451: norma para un programa de entrenamiento para operaciones con vehículos del servicio de Bomberos.

No deseo ser injusto en mi apreciación ya que de pronto muchos Jefes de Bomberos tienen en agenda este tema como tantos otros, no obstante debemos aceptar que es algo que antes nunca se tuvo en cuenta y en la actualidad no aparece todavía esta formación o su aparición es por demás parsimoniosa.

No contamos con informes directos de accidentes de vehículos de emergencias, no hay devolución de experiencias entre las instituciones, lecciones aprendidas para evitar que le ocurra a otro, no hay estadísticas centralizadas en las que podamos extraer información sobre tendencias, parámetros, causas y consecuencias como para orientar en la formación nuestros objetivos y en la tarea diaria nuestro trabajo predictivo de mantenimiento y mejora.

Existe un apoyo en la divulgación de información por parte de Instituciones tales como el ISEV, que por medio de sus “newsletter” pregona la doctrina de la seguridad y el conocimiento real de la problemática del transito vehicular.

Para informarnos contamos con la magia de la web y con información que algunos sitios divulgan por medio de distintos medios, recién ahí nos enteramos de que hay accidentes de vehículos de emergencia, entre ellos autobombas con resultados funestos, en el accidente todos pierden.

Debemos tener en cuenta que el parque automotor a crecido en Argentina de manera desmesurada, que los problemas de accidentes no solo están circunscriptos a la gran ciudad, que en toda ciudad hay problemas vehiculares, accidentes, como así también en toda vía de transito y que en esa maraña mecánica debe transitar y llegar cualquier vehículo de emergencia, la mala situación que esta viviendo el País en esta materia obliga a las instituciones de emergencia a entrenar acorde a los tiempos a sus conductores para no ser victimas de esta compleja agresividad.

Convengamos también que la estructura vial colapso junto con el transito e inclusive el accionar de la justicia y los organismos de gobierno que deben trabajar para solucionar esta cuestión, solución al menos por el momento ausente en presente y futuro.

Por tales y esenciales motivos este entorno crítico no puede ni debe escapar al conocimiento de los responsables de las Instituciones de emergencia para trabajar acorde a la problemática, tener una respuesta efectiva y segura para llegar sin mayores trastornos a la escena del siniestro.

El tema es por demás extenso y nos demuestra que existen otros temas
a tener en cuenta ya que a nivel internacional existen buenos ejemplos donde los Cuerpos de Bomberos tuvieron que diversificar y modificar su respuesta en relación a variables tales como el tipo de siniestro, la hora “pico” de transito, la magnitud y particularidades de la emergencia; en estos casos observamos que las unidades pesadas de otrora en la actualidad fueron reemplazadas por unidades mas pequeñas, en algunos casos se hecho mano a servicios de respuesta utilizando motocicletas, para disminuir la demora de tiempo y poder sobrepasar los nudos de transito que se producen en horas extremas.

En el A B C de la seguridad en la emergencia de incendios esta seria la etapa inicial “A” compuesta por la organización de la respuesta a partir de la recepción del llamado de emergencia y el despliegue de las unidades hacia la escena, tanto en esta etapa como en las que se encadenan simultáneamente se deben tener en cuenta las medidas de seguridad especificas para que como siempre estemos evolucionando hacia la seguridad, en esta oportunidad en el transito vehicular.

“Es importante llegar al siniestro para auxiliar a quienes nos necesitan
Es obligatorio retornar a la institución y a la familia que también nos necesitan”

Gerardo Fabián Crespo

<<Anterior