Table 'incendio_datos.log' doesn't exist
 




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

“El tiempo”
Como variable estratégica en la preplaneaciòn operativa


Seth Godin (entrepreneur, escribió 12 bestsellers traducidos a 33 idiomas) en un articulo titulado “When tactics drown out strategy” “Cuando las tácticas pueden ahogar la estrategia”
Resume: en mi experiencia la gente se obsesiona con los detalles tácticos antes de definir la estrategia. El resultado es que, cuando una táctica fracasa, empiezan a cuestionar la estrategia que en realidad no han definido.

En consecuencia esta bien establecido que primero se debe definir el preplan estratégico -aquello que deseamos conseguir, el objetivo que queremos alcanzar- para después pasar a definir las acciones tácticas que nos permitirán en cada situación alcanzar el objetivo.
Si se hace a la inversa se corre el riesgo de malgastar “tiempo”, esfuerzos en acciones inconexas y desordenadas que seguramente no nos conducirán a ningún lado;….y después reinvertir en mas esfuerzo para alinearnos correctamente en desarrollar primero la estrategia y luego las tácticas.

En otras actividades como la comercial esto conlleva a la inevitable pérdida de dinero, en la actividad Bomberil conlleva a la pérdida de vidas sean las propias de Bomberos y Rescatistas o de victimas.

En la preplaneaciòn estratégica y sus acciones tácticas prevalece en “absolutamente todo” “el tiempo” mas allá de la predominancia en nuestras vidas.

Si el tiempo no es tenido en cuenta como una variable operativa de importancia o si no es administrado y aplicado correctamente puede que se sufran derivaciones muy graves; por sobre todas las cosas debe ser interpretado y analizado correctamente.

Ejemplo: Un Cuerpo de Bomberos que no trabaja en base a preplaneaciòn estratégica difícilmente puede que entienda y comprenda la importancia del tiempo en su real dimensión, en consecuencia la respuesta ante un incendio será “reactiva” los vehículos saldrán a las emergencias a altas velocidades y en este contexto el pensamiento sobre el “tiempo” se traduce a que debemos llegar rápido, y rápido como buena opción sin tener en cuenta la comprensión técnica de los vehículos que conducimos, el riesgo que es para su dotación, para los transeúntes y automovilistas, disminuyamos el tiempo de respuesta en base a velocidad mecánica.

En el ejemplo citado prevalece o impera el pensamiento de la velocidad como prioridad y objetivo de hacer bien las maniobras, cuanto más rápido mejor ya que es una manera de bajar el tiempo y traducirlo a favor de la respuesta; rapidez a cambio de efectividad, pregunta: pero pueden coexistir ambas..? afirmativamente si, solo hay que trabajar, trabajar y trabajar en horas de capacitación y entrenamiento “los milagros no existen”. La velocidad de un autobomba sumado al sonido de la sirena y a la adrenalina de la situación provoca efectos adictivos en los conductores de vehículos de emergencia incitándolos a pisar cada vez mas fuerte el acelerador, aumentando el potencial de accidente en la vía publica, pregunta: en estas circunstancias estamos amparando a la sociedad o mas bien nos traducimos en su contra..?.

En todo incendio debemos saber que los tiempos están en nuestra contra en las etapas preliminares, tengamos en cuenta que desde el inicio del siniestro, hasta que es detectado, hasta que se da el aviso al Cuerpo de Bomberos y hasta que este responde hay una medida de tiempo que esta a favor del desarrollo y crecimiento del incendio; la forma proactiva y no reactiva de invertir el tiempo de manera favorable es preplanear la respuesta organizadamente teniendo en cuenta la evolución de los hechos tanto los que se puedan prever como los imprevisibles (esperar lo inesperado), para esto se requiere que el personal este formado, entrenado y concientizado en todas y cada una de las tareas que forman el “paso a paso” del plan ya activado y que la triangulación - institución - siniestro – refuerzos - se encuentre bien conectada.

Ejemplo: por mencionar aspectos muy básicos pero que existen en nuestros días.

-Personal de guardia en sala de alarma: personas que en muchos casos no son tenidas en cuenta para recibir una formación acorde a su puesto, ellas deben ser capacitadas entre otros temas en los protocolos de llamada y como obtener rápidamente información vital para la primer respuesta, por el teléfono de guardia es donde se comienza la extinción de un incendio y el rescate de las victimas (a pesar que había comenzado mucho antes cuando realizamos la preplaneaciòn) una persona de guardia entrenada puede sonsacar información inclusive al individuo que en una crisis de nervios esta del otro lado del teléfono solicitando auxilio tan solo con dos preguntas bien moduladas.



<<Anterior