Table 'incendio_datos.log' doesn't exist
 




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

“FUEGO MITICO”


En la persona de Maximiliano no estaba la intención de capturar “la foto” como si fuera un “cazafantasmas” como todos los fotógrafos o como todas las personas que toman fotografías en estas prácticas tienen el objetivo de grabar todas las secuencias de la evolución del fuego y sus fenómenos en la interacción de los Bomberos e Instructores en su afán de conocer siempre un poco más del fuego a los efectos de publicar las crónicas del entrenamiento del conseguir material de estudio para publicarlo y difundirlo.

En esta continuidad de fotos en este momento en particular el ojo electrónico de la cámara sumado a los objetivos del fotógrafo y a la intensa cadena de disparos lo llevo atrapar el momento exacto donde el espectro del fuego mítico hace su aparición en la escena, esa conformación y mestura de gases de combustión dentro de los parámetros para que se expresen y aparezcan en llamas moldeando formas caprichosas, formas espectrales similares al rostro del mismísimo demonio, al rostro de la fiera……

La captura fotográfica fue en ese preciso momento, pero la aparición espectral es solo un instante..? en un solo ejercicio..? cuando la Escuela tiene programada 6 quemas o 6 practicas con fuego real a pleno en el simulador de flashover con duraciones de 10 a 15 minutos y donde llegamos a temperaturas a llama plena de unos 900°C en los planos altos del simulador, personalmente tiendo a pensar que las apariciones espectrales de esas formas caprichosas las hay y en varias oportunidades la cuestión es que aparecen y se esfuman muy rápidamente debido a la velocidad de propagación de evolución del fuego y la química de las llamas, el ojo humano no está capacitado para observar al detalle tamaña velocidad de poder o intentar observar el fenómeno espectral, el mágico “click” de la cámara de fotos lo congelo y ahí está.

El fuego uno de los 4 elementos básicos para la vida, junto a el agua, el aire y la tierra son representados con las figuras más variables, por ejemplo la “Cruz Gamada o Esvástica” nos trae duros recuerdos por el periodo de la IIGM, pero ella data de los Egipcios representada en rombo cada extremo señala a cada uno de los elementos.

El fuego fue adorado por todas las civilizaciones de la antigüedad por ejemplo:

Mitología Grecorromana: el origen del fuego es comentado por el mito de Prometeo, la mitología Griega adoraba a dos Dioses del Fuego a Hestia (Diosa del hogar) y Hefestos (vulcano, Dios herrero).
En Roma existía el templo en honor al fuego Aedes Vestae donde ardía el fuego sagrado.

Mitología Celta: la Diosa del Fuego era representada por Brigit que también protegía el arte, la tierra y el hogar.
Otro Dios es Belenos Dios del sol, del fuego y la medicina.
Mitología de Mesoamérica: el Dios Gucumatz fue el creador, formando una triada con el Dios Hurakan (el fuego) y Tepeu (el cielo).

Mitología Guaraní: cuenta que antes los hombres comían carne cruda y pasaban frio, los urubú (buitres) poseían el fuego, un yeruti (paloma) de plumas multicolor fue a robarles el fuego tomo unas brasas y se quemo donde se tuvo que arrojar al rio perdiendo ese color transformado en ceniciento, fue cuando el sapo Sr. Kururu les robo algunas llamas a los urubú que las guardo en su vientre junto con aire y les trajo el fuego a los primeros guaraníes, siendo muy venerado.

En lo que a mitología del fuego respecta se podrían escribir ilimitados compendios de todo lo habido estamos hablando ni más ni menos que la historia de la humanidad y todas sus civilizaciones.

Con respecto a la doctrina Bomberil en el mundo estimo que existe también una veneración y atracción muy particular por el fuego, el incendio la manifestación destructiva del fuego fue la primer y más antigua calamidad con la que tuvieron que luchar los pueblos, las ciudades y de ahí organizarse para contar con una respuesta más efectiva ante tan arrolladora energía, motivo que los llevo a formar las primeras organizaciones de “Bomberos” o como aquellos “Vigile del Fuoco” creados por Marco Licinio Craso durante el imperio del Julio Cesar.

El fuego tiene lugar en todo el abanico de sensaciones, emociones en la vida del hombre, desde la llama del amor, la idolatría de las fogatas de leños en la playa o en el bosque de campamento junto a un lago, en la ceremonia de asar alimentos, en los festejos y celebraciones, los dogmas religiosos entre otros.




<<Anterior