Table 'incendio_datos.log' doesn't exist
 




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

Las pequeñas grandes cosas de la seguridad en la labor de los Bomberos 2da. Parte

“Lecciones Aprendidas”



El Análisis de Riesgos es una etapa dentro del proceso de evaluación de riesgos en la labor operativa de las emergencias, mediante el cual se identifican los peligros y se estima el riesgo al que se pueden exponer los Bomberos y Rescatistas valorando conjuntamente la probabilidad y las consecuencias de que se materialice el peligro. Dicho análisis proporcionará un orden de magnitud del riesgo y en consecuencia las medidas preventivas, protectivas y proactivas que se deban adoptar.
El Análisis del Riesgo Operacional en las Emergencias constituye una de las metodologías más frecuentemente utilizadas para valorar el riesgo en las operaciones de emergencia. La decisión de realizar un AROE (RAEA Risk Análisis Emergency Operations del acrónimo Risk Análisis comúnmente utilizado en USA y EU) se toma en función de criterios predeterminados y del parecer de la Jefatura Institucional o del Comandante de incidente en la escena. En líneas generales, esta metodología comprende una evaluación de riesgo inicial y una evaluación de riesgo residual y sigue un proceso cíclico hasta tanto el riesgo residual sea ALARP (ALARP As Low As Reasonably Practicable) Riesgo reducido a un nivel tal, que las medidas que tienden a reducirlo aun más serían muy desproporcionadas con respecto a la probabilidad y las consecuencias de su ocurrencia. Por ese motivo, sería objetivamente poco razonable implementarlas).
Para evaluar el riesgo asociado a cada peligro se definen dos variables, a saber:

• G: La gravedad de las consecuencias de los eventos con respecto al peor caso real.
• P: La probabilidad de que se produzca un evento accidental a causa del peligro.

El riesgo surge del producto de las dos variables mencionadas:
Riesgo = gravedad x probabilidad

El análisis de riesgos en las operaciones de emergencias es una metodología de proceso continuo en el accionar Bomberil, más allá de realizar análisis, minimizar consecuencias en base acciones correctivas elaboradas en el seno institucional con la colaboración de todo un equipo de personas en base a experiencias, criterios, estándares, practicas etc.; también forma parte de ese proceso que todos y cada uno de los implicados en las maniobras en el escenario operacional va desarrollando con el paso a paso de la labor activa, es uno de los pilares fundamentales de la seguridad de los Bomberos; inclusive existe otra herramienta denominada AROUM (análisis de riesgo operativo de ultimo momento) es la herramienta que tiene un C.I ante el cambio de las condiciones del siniestro “esperar lo inesperado”.
Todo cambio en el desarrollo ya sea previsto o no, ya sea en el progreso del siniestro o cambio que modifique lo actuado y por actuar debe ser acompañado por las modificaciones que se estimen necesarias, para esto hay que estar preparado de antemano y no caer victima de la sorpresa, recurrir a la improvisación o al extremo de prueba/error; por falta de oxigenación racional y profesional es un peligroso desvio.

Tender aplicar el “análisis del riesgo evolutivo” es sumamente imprescindible, tanto por la dotación como por el C.I se puede señalar que debe ser hasta una practica costumbrista no caer en la abominación de pensar que esta es solo para situaciones tales o cuales con rasgos de cierta excepcionalidad; *no necesitamos darnos de frente contra un camión a 140 km por hora para saber que eso duele* lo sabemos de antemano por pura lógica actuamos preventiva y defensivamente; en la labor operativa conocemos los riesgos de cada peligro y aplicamos las medidas de seguridad para cado caso, en particular, especial o general, incentivar y concientizar al respecto es lo que hace la diferencia entre una organización proactiva a una reactiva que bien puede equivocar las decisiones a tomar.

Pero que hacer si a pesar de todo lo “bueno” un accidente ocurre!!.........resultado de lo perfectible y de las variables de nuestro ser y proceder.
También existen herramientas primordiales que nos permiten seguir trabajando y haciendo honor a la seguridad.
Como decía mi abuela *no nos podemos quedar llorando sobre la leche derramada* con nivel profesional debemos ponernos a la altura de las circunstancias y trabajar en esta etapa post accidente.

Las herramientas nos sirven para el análisis, para capitalizar todo el hecho (lo bueno y donde lo no tan bueno se transforma en bueno porque deja una enseñanza, en la vida aprendemos tanto del apretón de manos de la palmada en la espalda como de una patada o puntapié en el trasero, todo es enseñanza al fin) para que a posterior se “deban” divulgar los resultados “que hacer”, “que no hacer” y su objetivo cardinal “evitar su ocurrencia, su repetición” donde sea.



<<Home