Table 'incendio_datos.log' doesn't exist
 




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

SIMULADORES PARA INCENDIOS FASE#1


El arte del entrenamiento mediante la simulación ya lleva varias décadas entre nosotros por ejemplo el campo de entrenamientos contra incendios de “Brayton” perteneciente a la Universidad de Texas A&M data de los años 30´. Obviamente durante este largo tiempo fue evolucionando y configurándose de acuerdo a las exigencias en materia de respuesta a las emergencias que exigía cada período, hoy observamos la estructura de un “mega” centro de entrenamientos para Bomberos y Brigadistas Industriales que no cesa de progresar.

Así como sucedió en USA tambien lo fue y es en Europa, de norte a sur, este a oeste en la gran mayoría de los Países hay centros de entrenamientos para emergencias y en algunos casos con ciertas especializaciones; como ser los ubicados en las costas de Escocia y Holanda dirigen sus esfuerzos a entrenar en emergencias a los hombres de mar que trabajan y habitan las plataformas petroleras del Mar del Norte.

Luego del evento catastrófico de la plataforma Piper Alfa, se profundizo mucho más en estas capacitaciones.

Pero no es así en Latinoamérica como una extraña curiosidad en nuestro amado continente; en cierto sentido “creo” que nos debemos hacia nosotros mismos y las generaciones futuras la obra de estos proyectos.

Solo en algunos Países existen áreas de entrenamiento, con sus muy buenos simuladores, excelentes staff de instructores pero también con importantes limitaciones; hay una substancial prioridad de cubrir esta importante necesidad.

La realidad nos muestra que obligadamente tareas de riesgo como las que desarrollan Bomberos, Brigadistas y Rescatistas necesitan imperiosamente de estos campos de entrenamiento, no cabe ninguna duda que preparar al personal en simulaciones llevadas a lo real de las exigencias nos permite un importante reaseguro de éxitos.
Personalmente sostengo que el éxito de toda operación se basa en tres prioridades fundamentales, 1º la seguridad de las dotaciones, 2º la seguridad de las personas y animales sin afectación o riesgo de la primera, 3º el resguardo de los bienes sin afectación o riesgo de las dos que anteceden).

En este caso en especial me referiré a los simuladores llamados de “Flashover”; que solo es una denominación técnica como para describir de que se trata no mas que eso, pues en estos simuladores donde se genera fuego a escala real jamás se llega a la etapa de Flashover (si hay un modelo de simulador de “observación exterior” que permite esta transición) sí se desarrollan propagaciones dinámicas las cuales se interpretan como etapas pre y post Flashover a significativas temperaturas.

El primer simulador de esta serie fue desarrollado por el Swedish National Survival Board en el año 1986, las experimentaciones en este primer modelo estuvieron supervisadas por Ingenieros y Científicos del Instituto con el apoyo de personal del Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Estocolmo.

De esta forma aparecía el primer simulador de Flashover en el mundo Bomberil, en esencia el cuerpo principal del equipo se basada en un contenedor metálico estándar de 12 metros de longitud, este contenedor era particionado formando dos cámaras principales.
Ambas cámaras están unidas por medio de soldaduras conformando un solo cuerpo, la primer cámara considerada de “quema” mas pequeña y elevada unas 36” del nivel cero, la segunda a nivel y el doble de espaciosa considerada de “observación” a ella ingresan los bomberos situándose bien agachados en el piso y protegidos por una línea de mangueras que cumple la función de seguridad y de prueba o practica de la técnica de “pulsing” 3DWF.

A estas modificaciones se le incorporan otras sumamente necesarias como la plataforma con escaleras y compuertas de carga detrás de la cámara de “quema” donde se genera fuego a escala real; por medio del acceso mencionado el personal arma los paneles de madera en ambas paredes y el techo que son sostenidas y apoyadas en hierros de formato angular y sostenidas por gruesas cadenas.

En Argentina debido al alto costo de estos paneles de madera aglomerada en su reemplazo se utilizan las conocidas “tarimas” o “palets” las que deben ser seleccionadas a conciencia; no se puede colocar y quemar cualquier tarima, estas debe estar limpias, no deben estar pintadas, embebidas en productos hidrocarburicos o químicos, ya que interferirían negativa y peligrosamente en la cadena pirolítica que se desea observar o estudiar.

Estos fuegos generarían riesgos potenciales a los participantes debido a mayores temperaturas que las deseadas como así tambien columnas de humo mucho más densas y negruzcas que el humo producido por la quema de la madera solamente, esto sumaria una carga negativa de emisiones al medioambiente.



<<Home