Table 'incendio_datos.log' doesn't exist




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

MODERNAS TECNICAS DE APLICACION DE CHORROS DE AGUA EN INCENDIOS ESTRUCTURALES.

El objetivo de la técnica es aplicar una proporción de agua mediante un chorro cónico producto de una pulsación y que recorra a lo largo de la capa de gases calientes dentro de una habitación, a lo largo de su recorrido se va transformando en vapor de agua, en este caso el foco principal de inicio estático no es el objetivo primario, lo son las capas de gases calientes que conforman el foco dinámico de propagación evolutiva que es la formación con mayores peligros tanto estructurales para el resto de la vivienda, como para la seguridad de los Bomberos que operan dentro del lugar.

Esta aplicación de agua de ser posible con los pitones adecuados para tal fin (varias compañías ya están fabricando pitones de bajo consumo y buena pulverización que los denominan para flashover un ejemplo de ello es el modelo BGH 125 de TFT) intenta lograr la "contracción" de estas capas, el agua finamente pulverizada y aplicada en pulsaciones que según el volumen de la habitación pueden durar de 0,1 a 0,5 segundos (estas pulsaciones son el abrir y cerrar rápidamente la valvula de apertura y cierre del pitón, amerita bastante entrenamiento en simuladores) generando vapor de agua el cual comenzara la tarea de contracción muy lentamente, esto se debe realizar con sumo cuidado para no "perturbar" el equilibrio termal de la habitación ( en un fuego estructural podremos encontrar un desarrollo termal de mas de 800ºC en los primeros minutos) ya que de romper el equilibrio térmico los Bomberos morirían calcinados debido a las altas temperaturas que descendieron por error operativo; tambien es muy importante señalar que esta mala maniobra de producir mas vapor de agua que el mínimo aceptable produce el "efecto pistón" propagando las altas temperaturas y el fuego a otras habitaciones.

Por tales motivos estas técnicas primero intentan asegurar la posición defensiva y la integridad de la dotación mas el ámbito donde trabajan, una vez logrado este objetivo, recién ahí y no antes se procederá a tareas de extinción propiamente dichas pero gradualmente sin apresuramientos, ya que el vapor en esta etapa tambien puede perturbar la visibilidad de la habitación.

Dentro de la técnica podrán observar distintas aplicaciones según el desarrollo del incendio, volumen y configuración de la habitación, situaciones de exposición, cambiantes y riesgosas hacia los bomberos frente al desarrollo del fuego, estas son:

  1. Aplicación de chorro pulverizado en niebla y pulsaciones cortas (0,1 segundo) ataque ofensivo.
  2. Ídem con pulsaciones largas (0,1 a 0,5 segundos) ataque ofensivo.
  3. Aplicación con chorro pulverizado, barrido y pulsaciones largas, ataque defensivo/ofensivo.
  4. Aplicación con chorro pulverizado "técnica de pintar" ataque ofensivo.
  5. Aplicación de chorro directo con pulsaciones cortas, ataque defensivo.

A continuación se detalla cada aplicación:

IMPORTANTE: Como se menciona anteriormente el agua finamente pulverizada debe oscilar en los 0.3 mm de gota aproximadamente, en estos parámetros logramos optimas condiciones de vapor; pero que ocurre cuando no tenemos el dato preciso de que diámetro de gota generan los pitones con los que cuenta el Cuerpo de Bomberos o la Brigada de Emergencia? mayormente porque esos pitones ya estaban en uso y se desconoce esta información, o como sucedió en algunos casos se los considero "pequeños" y simplemente estaban guardados o raleados de servicio.

En estos casos debemos hacer la comprobación nosotros mismos, por medio de una inspección visual y una prueba de campo de la niebla de agua que generan, evidentemente no será un sistema "tecnológico" de análisis, pero ayudara bastante a la selección.

En primer termino seleccionar aquellos que sus consumos no superen oscilen entre los 125 lpm a 300 lpm aproximadamente para líneas de mangueras de 2 pulgadas o 1 ¾ pulgadas, presurizarlos a no más de 7 Kg./cm2 e ir buscando parámetros de patrón de chorro de 45º a 60º de cono, una vez realizadas todas las preparaciones activarlos y como menciono ir observando cual pulveriza mas fino; a partir de esta prueba pueden surgir los pitones que deseamos seleccionar para estos combates o al menos contar con aquellos mas aptos. Inspeccionar el estado de la valvula de apertura y cierre, los movimientos de la boquilla y la turbina central en algunos modelos según los fabricantes, todos los movimientos deben funcionar muy bien para facilitar las tareas de selección de patrón y las maniobras de pulsación.

<<Anterior