Table 'incendio_datos.log' doesn't exist




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

operaciones contra incendios

.flashover

Tácticas para fuegos de compartimentos interiores en incendios estructurales

"FOG ATTACK, ATAQUE CON CHORROS DE NIEBLA"

-Introducción:
La metodología del ataque con niebla fue una técnica utilizada por los cuerpos de control averías e incendio de las armadas a bordo de los buques desde los comienzos de la IIGM. Era considerado un ataque indirecto al fuego, la técnica consistía en arrojar los chorros de agua como niebla sobre las superficies metálicas calientes, logrando la transformación del agua en estado liquido en miles de m3 de vapor, el mismo actuaba como agente extintor, invadía todo el compartimento en cierta forma logrando la extinción del siniestro. Para que el método sea exitoso las superficies debían estar sumamente calientes el porcentaje ideal según cálculos de la época, mencionaban que el vapor debería ocupar de un 10 a un 35% del volumen del lugar esto originada la dispersión de los gases inflamables (productos de la combustión) absorbiendo calor, logrando la extinción del fuego. Si un cuarto tiene unos 40m2 de superficie, con 2,5m de altura, podría contener unos 100 m3 de gases de combustión y llamas. Para lograr el 10% de vapor, basándose en 5 lts con una expansión de 1700:1. En teoría podemos calcular el potencial de calor para lograr establecer la cantidad de vapor que necesitamos. Para calentar 1 litro de agua a 90ºC requerimos de 380Kw. para evaporarlo requerimos de 2360Kw. y aportar 160Kw. para convertirlo totalmente en vapor.

- AREA DEL PISO: 40m2.
- ALTURA : 2.5 m
- CONTENIENDO: 100m3 de llamas y gases c/10% de vapor
- Para lograr una proporción del 8,5%.
- 5 Lts. de agua = 5x1700
- Cuánto calor sé necesita?
- Para calentar el agua a 90ºC = 380Kw.
- Para evaporarse = 2360Kw.
- Para producir vapor a 180ºC = 160Kw.

EL calor total por consiguiente:
5x(2360+160+380)= 14.500Kw
Si asumimos que este calor lo encontramos en todos los incendios e inclusive dentro de los primeros minutos de originado se deberán "mojar" unos 5m2 para lograr la evaporación necesaria: Operaciones de este tipo como se menciona hace ya bastante tiempo que se vienen aplicando, comúnmente se utilizan boquillas con un consumo de 75 a 100lpm.

LAS DESVENTAJAS

1-Las aberturas dentro del edificio pueden permitir al fuego propagarse a consecuencia de la presión positiva provocada por la expansión del vapor.

2-Dependiendo de la experiencia de los bomberos en trabajos internos en fuegos estructurales dependerá del porcentaje de seguridad que logren en la aplicación de los chorros de agua. Se reportaron varios incidentes por falta de experiencia de bomberos en estas intervenciones, ya que la súbita generación de vapor en la transformación del agua, produce una importante onda de presión que empuja el fuego a otros sectores del inmueble. El "Fog Attack" (llamado así su lugar de origen) también es utilizado conjuntamente con técnicas de PPV (Presume positiva ventilación - ventilación por presión positiva) en maniobras de combate en fuegos estructurales, en compartimentos interiores; en USA existe una tendencia de aplicación de chorros sólidos en ataques directos desde el exterior y chorros cono de poder (clasificación según NFPA) en ataques indirectos ya en etapa de aproximación. En cierta forma el ataque con niebla en USA perdió cierta "popularidad" siendo reemplazado por el ataque combinado. Por el contrario en Europa, en fuegos estructurales esta "floreciendo" la técnica del "Fog attack" siendo verdaderamente ideal para trabajos en interiores. Durante muchos años sean realizadas muchas pruebas y comprobaciones relativas a los ataques interiores, tipos de chorros, presiones a utilizar, tasa de aplicación lo que provoco bastante bibliografía para consultar. Sin embargo en estos trabajos estrictamente técnicos ningún autor hace mención a la habilidad que debe tener el operador del pitón y su ayudante.

En 1990 la FEU (Federación de la Unión Europea de Jefes de Bomberos) llevo a cabo un test, evaluando distintos tipos de mangueras, diámetros y presiones HP (alta presión) y LP (baja presión) en pruebas de fuegos interiores, observando algunos detalles:

1-Se observo lo determinante de la correcta aplicación por parte de los pitoneros bien entrenados, diferenciado esto de personal sin o con poca experiencia.

2-Tambien existió diferencia entre los chorros productos de las presiones HP y LP.

3-Lo que origino mejores resultados con chorros producto del HP (alta presión):

A- el tamaño de la gota es más pequeño.
B- tienen buena proyección.
C- Con una buena maniobra de aplicación se logran buenos parámetros de enfriamiento derivado de la excelente absorción de calor.

Las pruebas se basaron en una tasa de aplicación de 100lpm, combinando el ataque indirecto con el directo cumpliendo 3 fases:

FASE UNO: refrescar el cuarto desde el exterior antes de ingresar.
FASE DOS: después de unos 60 segundos de trabajar en el enfriamiento del cuarto a los efectos de lograr disminuir las temperaturas aéreas.
FASE TRES: Ingreso al lugar y aplicación de ataque directo discontinuo a las superficies calientes.

Existen algunos trabajos interesantes tales como "La extinción de fuegos en compartimentos interiores basándose en agua" 1986 M.A.Kokkala; "Requisitos mínimos para la supresión de fuegos de cuartos" 1970 F.Salzberg.

En Escandinavia la técnica de aplicacion de agua en fuegos estructurales se ha vuelto prácticamente una ciencia, dos Ingenieros Suecos especialistas en incendios Gieselsson y Ressander continuaron los trabajos de un Ingeniero Alemán que desarrollo por los años 50, como resultado de estos trabajos se abrió para Europa las puertas a los fenómenos físicos de Flashover y Backdraft.