Table 'incendio_datos.log' doesn't exist




home


operaciones contra
incendio



prevención y
protección


equipamiento y avances tecnológicos

alerta de riesgo

brigadas industriales

Capacitación y entrenamiento


orientación operativa

ECIECI

contáctenos

sites de interés

suscripción al newsletter


 

operaciones contra incendios

.VENTILAR PARA INTERVENIR EN UN INCENDIO

Cuando se declara un incendio, uno de los principales problemas con los que se topan los equipos de bomberos es la falta de ventilación en los espacios siniestrados. La acumulación de humos no sólo dificulta el rastreo para la localización del foco del incendio, sino que también retrasa la localización de las víctimas. A continuación, analizaremos, de forma sencilla, los fenómenos que se producen durante un incendio en un recinto cerrado, las consecuencias de los mismos y los métodos de ventilación que se pueden aplicar para facilitar las tareas de los profesionales en la lucha contra incendios.



Por encima del plano neutro, hay una sobre presión que provoca la salida de gases y humos calientes, mientras que por debajo del plano neutro, existe una depresión que origina la entrada de aire fresco del exterior.

Metiendo aire fresco desde el exterior aumentamos la presión del local adyacente al incendiado, obligando a una elevación del plano neutro.

Sacando aire caliente desde la parte alta del local incendiado también disminuimos la sobre presión de la zona alta, elevando el plano neutro.


L os objetivos prioritarios de los equipos de bomberos ante un incendio son: evitar las pérdidas de vidas humanas - una vez declarado el incendio -, localizar y limitar el incendio en su lugar de origen y extinguirlo con el mínimo de pérdidas y de daños materiales. Pero en el cumplimiento de estos objetivos, nos topamos con zonas inundadas de humo, que dificultan el rastreo y retrasan la localización de las víctimas. Los humos que se producen durante los incendios son uno de los principales problemas con que nos enfrentamos los bomberos (brigadistas) en el desempeño de nuestra tarea. Una deficiente ventilación no sólo impide la rápida localización del foco del incendio, sino que también entorpece los trabajos de extinción en el interior del recinto siniestrado, propagan el fuego debido a sus altas temperaturas.

SOLUCION: LA VENTILACION

A los bomberos se nos plantea el interrogante de ¿ cómo solucionar estos problemas que entorpecen el trabajo? Y la respuesta es, efectivamente, eliminando la existencia de los humos dentro del local afectado, es decir, ventilando.

La importancia de la ventilación para el cumplimiento de los objetivos anteriormente citados, no puede pasarse por alto. La concienciación de la necesidad de la ventilación se está incrementando y debe realizarse mucho antes y de forma más rápida, efectiva y segura de cómo se había hecho en el pasado.

  • Definición de Ventilación: Cuando los bomberos hablamos del término ventilación, nos referimos a "los procedimientos específicos necesarios para producir una evacuación planeada y sistemática del humo, calor y gases del exterior de una estructura determinada". En esta definición de ventilación, hay dos términos que trataremos con más profundidad:
    • Procedimientos Específicos. Este término hace referencia a dos necesidades claves cuando se aplica a la ventilación.
      • Objetivo o propósito. Todas las operaciones de lucha contra el fuego, en general, y las de ventilación, en particular, son más efectivas cuando se encaminan hacia la consecución de un objetivo determinado y específico, de modo que quede poco margen para el azar o la improvisación.
      • Preplanificación. Las consideraciones sobre ventilación deben estar precedidas por unos procedimientos operativos estándar - protocolos de actuación - que establecen una base para que las operaciones de ventilación sean seguras y efectivas.
  • Evacuación de humo, calor y gases incendio: El objetivo principal de las operaciones de ventilación es la evacuación o desplazamiento a tiempo del humo, calor y gases del incendio de una estructura determinada, consiguiendo:
    • La reducción o eliminación de muchos de los productos de la combustión.
    • El descenso de la temperatura interior en la zona afectada.
    • Una mayor visibilidad para los ocupantes y los equipos de rescate.
    • La posibilidad de efectuar los rescates, la inspección de las zonas inundadas de humo y la localización del foco en un tiempo menor.
    • Una reducción en general de las pérdidas por fuego.
    • Un aumento de la seguridad para los bomberos - ya que se reduce el riesgo de producción de un Flashover o de un Backdraft-.